lunes, 29 de septiembre de 2014

Finalistas Concurso Manga Norma

Aunque dije que este año me animaba a reseñar los finalistas uno a uno al final he cambiado de opinión. Sinceramente, algunas de las obras no me dicen nada, ni para bien ni para mal, así que me veo incapaz de comentar ocho míseras páginas solo para soltar un comentario monótono y repetitivo. Lo que sí que quiero decir es que, en general, el nivel ha subido bastante. Claro que hay dos o tres obras que no sé qué pintan entre los demás finalistas pero la mayoría destacan tanto en dibujo como en argumento.


Además, he pensado en emular mi abandonada sección de tópicos manga comentando un recurso redundante en este tipo de muestras breves: sucesión de escenas extrañas más o menos descontextualizadas y, en la última página, ¡sorpresa! el protagonista se despierta:



Otra curiosidad es que hay tres finalistas (Harkaf en el mundo de los muertos, May & Jay y Midnight) cuyos protagonistas están muertos, una temática que pensándolo bien, se va reiterando en las sucesivas entregas del concurso manga.

Pero, dejando eso de lado, la verdad es que hay una gran diversidad de géneros. Hay historias que versan sobre mitología egipcia, nórdica y japonesa. Algunas de miedo, varias comedias, la mayoría son historias de fantasía. Realmente, hay un poco de todo y, en ese sentido, es inevitable que te guste al menos una de las propuestas.

Eso sí, no os hablo de mis favoritos sin pasar antes por la oda al fanservice de esta edición: Midnight. La chica protagonista no aparece hasta la quinta página y, desde ese momento, podemos contemplar tanto esas tetazas más grandes que su cabeza como los constantes "braguita flash".

Por qué he perdido tiempo de mi vida haciendo esto.
Una viñeta por página (consecutivas).
Dicho esto os presento mi top three *redoble de tambores*
Esto sí, como todos los años. Y ojo que ¡he acertado tres de tres! Para muestra un botón: 2011, 2012 y 2013.

3) Lévita


El shôjo de esta edición. Motivo principal por el que veo difícil que gane por cierto (bueno, eso y la competencia). Estoy fascinada con que las autoras hayan sido capaces de presentar debidamente el contexto en tan solo dos páginas de forma que se entiende a la vez que no se hace pesado. Un aplauso para ellas por favor. Pensad en la cantidad de propuestas que optan por principios misteriosos carentes de explicación alguna para llamar la atención del lector a base de incertidumbre y decidme si no tiene mérito el atreverse a hacer una presentación clara de la situación. Además, el mundo es especialmente atractivo con seres alados que curan enfermedades y heridas con música. El problema (a mi parecer) viene con el rifirrafe (no me puedo creer que esta palabra exista de verdad) entre Lena y Elián que, después de haber leído demasiados shôjos, me hace sospechar que al final del tomo acabarían felizmente emparejados. Aún así, me puedo equivocar y la historia puede centrarse solo en la superación personal o incluso volverse por derroteros más oscuros a juzgar por las posibles pistas de la primera página... Es una pena que solo pueda haber un ganador.

2) The Tyrant's Science


Le voy a perdonar que el título esté en un inglés pretencioso porque la protagonista es una chica que no sigue el canon de belleza femenino obligatorio habitual en los cómics. A mí es que con Equalia me tienen comprada ya: una científica con delirios de grandeza que va por la vida parafraseando a Asimov está destinada a protagonizar grandes escenas. Además, tiene un estilo que me recuerda (remotamente) a La Ley de Ueki y es un tipo de humor que, para variar, disfruto mucho. Creo que aportaría diversidad a la línea de ganadores de los últimos años aunque quizá un tomo único se quede corto para desarrollar la trama.

1) DELETE

Nos gusta el misterio. Y los pececitos raros que hablan. Y las niñas monas con nombre provisional. La composición de las páginas es una pasada. Es la clase de historia que entra directamente por los ojos y que te incita a leer más aunque, en realidad, es una de las propuestas que menos explica y que menos se sabe por dónde va a tirar y eso podría jugar en su contra (espero que no). Sin centrarme en gustos personales y subjetivos, creo que sigue siendo una de las obras que más posibilidades tiene para ganar.

PD: Sé que una de las favoritas es Cross Lane y, la verdad, no me extraña porque el dibujo es alucinante y los videojuegos llaman a mucha gente... pero no es mi temática predilecta por lo que no ha llegado a mi top personal.

domingo, 28 de septiembre de 2014

Viñetas de Vida: Segunda entrega

Hace ya cuatro meses que os hablé por primera vez de este proyecto. Y retomo su difusión ahora que ya están disponibles otras dos historias: la de Cristina Durán y Miguel Ángel Giner Bou, que en su segundo viaje con OXFAM Intermón se adentraron en el panorama actual de Nicaragua y el de Miguel Gallardo, que visitó la República Dominicana.


El cómic sobre Nicaragua es el más extenso, por el momento, de todos los que pertenecen al proyecto Viñetas de Vida. Cristina y Miguel fueron testigos de demasiadas actos que es necesario denunciar en su viaje así que prefirieron extenderse a tener que limitarse al espacio pactado con tal de poder reflejar la realidad de la discriminación que sufren las mujeres en todos los ámbitos en Nicaragua.

Por eso abarcan temas desde cooperativas agrícolas y ganaderas que promueven la inserción y capacitación laboral de las mujeres hasta la legislación absolutamente retrógrada del aborto y de los derechos de los mujeres. Y esto es escalofriante. Sin más. Se trata de una realidad intolerable.


Por su parte, Miguel Gallardo nos cuenta las desigualdades presentes en la República Dominicana, un país en que, mientras en un extremo los turistas (españoles, entre otros) disfrutan de los hoteles de lujo, en el otro, los trabajadores cobran 46€ por 20 días de arduo trabajo cortando caña de azúcar. Desigualdades de todo tipo e injusticias tanto laborales como humanitarias. Y, por supuesto, las violaciones a menores y los asesinatos de mujeres están a la orden del día.

Tanto el tándem laGRUA como Miguel Gallardo hacen hincapié en todas las mejoras conseguidas gracias a la cooperación internacional recordando que, a pesar de que aún haya tanta miseria en tantos países del mundo, gracias al trabajo de organizaciones como Oxfam Intermón es posible que la situación mejore poco a poco y que, desde luego, no se trata de un trabajo que pueda pararse en ningún momento. No hay excusas válidas.

Aun quedan tres viajes más por contar y, lo mejor de todo, hay planes concretos de llevar todos estas historias al papel junto con fotografías y bocetos de los cuadernos de viaje de los distintos autores. Así que en el caso de que no os animéis con la aplicación gratuita disponible en varios idiomas y para varios sistemas operativos Comic On Tour, tendréis la opción de comprar una edición impresa cuya recaudación, por supuesto, irá destinada a proyectos humanitarios.

sábado, 27 de septiembre de 2014

Reimei no Arcana

Reimei no Arcana o, como yo la conozco, Dawn of the Arcana, es un shôjo de Rei Toma publicado en la Cheese! entre 2009 y 2013 recopilando un total de 13 tomos. 


Nakaba es la princesa del reino de Senan y, como tal, se ve obligada a casarse con el príncipe del reino vecino de Belquat, Caesar. Sin embargo, se trata de reinos enfrentados desde hace siglos en los que los matrimonios concertados son tan comunes como los asesinatos políticos. Por si esto fuera poco, Nakaba es plenamente consciente de que ha sido tratada como mercancía prescindible debido al motivo más absurdo: su color de pelo. Y es que el color de pelo es un indicador del linaje, de forma que la realeza se compone de miembros con el pelo negro mientras que el pueblo llano tiene tonos rubios, castaños o, como en el caso de Nakaba, pelirrojos, que denotan la mezcla de clases presente en su sangre.

Con esto, Rei Toma planteaba una situación inicial aparentemente compleja en que la protagonista se encontraba en un nido de víboras: los habitantes de Belquat no le tenían ninguna simpatía por su procedencia mientras que los miembros de la familia real la despreciaban en extremo por su indigno color de pelo. Pero, a pesar de todo, nadie contaba con Loki, su fiel sirviente, que se encargaría de ser la luz de la esperanza por feas que se pusieran las cosas para Nakaba.


Y es precisamente con Loki que la autora introduce uno de los temas que convierten este cómic en una obra de fantasía: los ajin. Se trata de seres humanoides con rasgos de animales (es decir, personas con orejitas monas) que, a pesar de tener unas cualidades físicas muy superiores a las de los humanos, son total y absolutamente discriminados y relegados a trabajos manuales y mal pagados (crítica muy poco sutil al racismo).

El segundo punto fantasioso del argumento es la existencia de unos individuos con poderes sobrehumanos (y sobreajin también) denominados Arcana. Como no podía ser de otra forma, Nakaba, no contenta con ser una princesa pelirroja y malhumorada, posee el Arcana del tiempo, lo que le permite tanto predecir el futuro (que no cambiarlo) como echarle un vistazo al pasado.


Se trata de un shôjo en el que, para variar, el romanticismo apenas tiene lugar entre las luchas de poder ya sean entre reinos, entre hermanos, entre clases o entre razas y, creedme, se suceden muchas a lo largo de este título. De hecho, creo que en este cómic se da el triángulo amoroso más atípico con el que me he topado hasta ahora. En los primeros tomos, la introducción de personajes, universo y situación se disputan el espacio con una trama más romántica pero el argumento enseguida da un vuelco en pos de los conflictos con una importante carga tanto política como moral hasta que, finalmente, los flashbacks de rigor ponen cada cosa en su sitio sentando las bases para el final.

Dicho esto, tengo sentimientos encontrados con Reimei no Arcana (para variar). Por un lado, adoro a Nakaba por ser una protagonista fuerte de verdad, buena, valiente, compasiva, decidida y con las ideas y prioridades muy claras. Por el otro, todos los personajes son decepcionantemente planos (excepto Loki, que se merecería una entrada para él solito). Por un lado, adoro las historias donde prima la fantasía. Por el otro, los arcos argumentales y sus respectivas resoluciones me parecen harto simplistas. Y, por mucho que apruebe que las ñoñerías no eclipsen al resto de situaciones, echo mucho de menos algo más de desarrollo en la relación entre Nakaba y Caesar, que lo máximo que hacen en trece tomos (estando casados) es darse un beso. Ya no es solo que a gusto personal me falten esas escenas más subidas de tono, es que no es realista que no las haya teniendo en cuenta el contexto. Además, se publica en la Cheese!, una revista repleta de smut que le hubiese ido muy bien a este manga.


Echando la vista atrás me quedo con la sensación de que las tramas no están del todo desarrolladas, hay una precipitación que se acusa conforme se acerca el final... La autora construye un mundo entero sobre unos cimientos tan precarios que ella misma es capaz de destruir todo aquello en lo que se basa el argumento a lo largo de los tomos. Me parece un razonamiento infantil y poco meditado que le quita enteros a la lectura. A pesar de todo, la aplaudo por un final de lo más digno con un giro argumental que no me esperaba para nada.

El dibujo es muy deficitario. Si bien las ilustraciones puntuales o los primeros planos tienen un nivel bastante alto, en cuanto hay algo de movimiento o se hacen necesarios los fondos o el cambio de registro, la autora se ve totalmente superada. No es capaz de dibujar ni a adultos ni a ancianos, ni espadas, ni paredes, ni edificios, ni nada que se salga de hacer una cara bonita.


En general, creo que puedo resumir mi opinión en que Dawn of the Arcana es una historia que apuntaba maneras, con unos personajes bastante carismáticos y un trasfondo interesante que, debido a la inexperiencia de la autora (Reimei no Arcana es su primera obra larga tras una sucesión de tomos únicos y un manga de dos tomos), no han sido debidamente explotados.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Autores patrios que es (bastante) probable que vayan al salón del manga

El salón del manga se acerca inexorablemente y, para hacer tiempo, he decidido hacer un listado (alfabético) de todos los autores españoles que piensan ir. Más adelante y si hay información disponible, intentaré añadir también sus sesiones de firmas ya que imagino que no soy la única interesada en el tema.

Obras: Gears
Ubicación: presuntamente pululará por el stand de Inari (donde venderán el artbook de Imaginoterapia porque el crowdfunding ha tirado para adelante)

Obras: Dae-Hyun y el caldero de monedas de oro
Ubicación: stand de Inari (islote fanzinero)

Obras: Mala Estrella, Tragedy
Ubicación: firmará con un 99% de seguridad en el stand de Nowevolution con motivo de la salida a la venta del primer tomo de Tragedy

Javier Bolado
Obras: La Canción de la Princesa Oscura
Ubicación: estará por el salón el sábado, sin zona fija pero intentará estar localizable

Obras: Seven Souls
Ubicación: si la experiencia del año pasado no la traumatizó de por vida, es de esperar que tenga un stand en el islote fanzinero

Obras: Pechanko!, A través del Khamsin
Ubicación: es plausible esperar que firmen en el stand de Norma, en algún momento entre Ken Niimura, Kengo Hanazawa y Takeshi Obata

Obras: Bakemono, Wicked Lovely, Vampire Kisses: Graveyard Games, A Match Made in Heaven, Morsures, Corazón de Melón

Obras: Sacoponcho, PRISA, la preciosa cabecera de este blog por la que todos me envidiáis profundamente, etc.
Ubicación: presuntamente pululando por el salón, es más o menos probable que pase bastante tiempo cerca del islote fanzinero

El listado se irá ampliando conforme vaya recopilando información (o los autores me la vayan facilitando).

domingo, 21 de septiembre de 2014

Potlatch

Lo vi en la biblioteca de casualidad y fue toda una señal del cielo para ponerlo en el primer lugar de mi lista de lectura pendientes (y de reseñas pendientes también, como veis).


Máximo Pérez Gil odia principalmente tres cosas: 1) que le llamen Max, 2) que se burlen de sus apellidos y 3) los reality shows. Máximo padece una condición denominada hipertimesia que le hace recordar absolutamente todo lo que ha visto, leído o vivido desde que tiene uso de memoria. Gracias a su memoria prodigiosa, tiene un talento natural para la bolsa y se ha enriquecido considerablemente. Sin embargo, no parece tener a nadie con quién compartirlo...

Potlatch es el cómic más raro con el que me he topado desde que me pasé al europeo. Por supuesto que no es la primera vez que me encuentro con una historia temporalmente desordenada que mezcla continuamente acontecimientos del pasado con los del presente, ni será la última. Decidir que el protagonista padezca hipertimesia era una elección arriesgada y no era algo que me entusiasmara antes de comenzar a leer este cómic pero tampoco podía esperar que Marcos Prior y Danide tuvieran tanto acierto con el tema.


Máximo es como una enciclopedia con patas y eso le da muchísimos matices. Por un lado, aprovecha su memoria prodigiosa para obtener el beneficio más tangible de nuestra sociedad: dinero. Pero, por el otro, parece concebir la realidad como una sucesión de descripciones impersonales que aplica tanto a su día a día como a sus propiedades como a sus recuerdos. Por explicarlo llanamente: es un bicho raro. Un inadaptado que, si bien ha sabido sacar provecho de su habilidad, lleva una vida anodina totalmente centrada en la acumulación de bienes materiales carente de relaciones interpersonales sanas. Tanto es así que cuando conoce a Claudia (en una situación en la que cualquier otra persona con más o menos sentido común no hubiera querido volver a contactar en la vida), se encapricha con ella de forma enfermiza y empieza su particular ritual de cortejo.

El cómic es una maravilla de recopilación de referencias sociales y culturales mencionando multitud de títulos que es altamente probable que resulten más que familiares a los lectores de este cómic: Watchmen, El club de la lucha o The Spirit. En parte, son estas referencias las que obligan al lector a estar más atento que de costumbre, a detenerse en cada pequeño detalle porque podría volver a ser mencionado más adelante, pero también a discernir lo trivial de la crítica velada.


Aunque quizá lo que más me ha impresionado ha sido la cronología económica desde 1987 hasta 2011 que, siendo simplista (y porque no se me caen los anillos por reconocer abiertamente que no tengo ni idea de economía), explica la historia de cómo llegamos a la crisis. Un retrato de lo más irónico cuando se enmarca en el materialismo infinito de Máximo.

Así que Potlatch permite una lectura convencional en la que podemos seguir las aventuras y desventuras de Máximo en persecución de su amor platónico en una historia salpicada de situaciones cómicas y recuerdos trágicos como tantas otras obras del sector; solo que también ofrece la oportunidad de recrearse en los detalles, en los logos, en las citas, en las referencias y en una crítica mordaz a nuestra sociedad actual. Todo rematado con un colofón a modo de epílogo cargado de moralejas.

De hecho, creo que es un título que requiere de una relectura pausada por mi parte así que es una compra futura asegurada. No os cuento más porque no quisiera destriparos la narración tan curiosa o los personajes tan pintorescos que aparecen en esta historia. Solo espero que os quede claro que os recomiendo encarecidamente la lectura de Potlatch.

viernes, 19 de septiembre de 2014

Pequeños grandes placeres de una esnifalibros declarada

Gracias a la magnífica frecuencia con la que actualizo el blog, un comentario que empezó siendo algo totalmente anecdótico sobre una licencia inesperada se ha convertido en una entrada con un poco de chicha (aunque no la suficiente como para que su publicación deba esperar a febrero). Lo gracioso del asunto es que no hablo de ninguna novedad ya que se trata de noticias antiguas que, casualmente, he ido a descubrir este mes.


Mi primer pequeño gran motivo de felicidad infinita es la publicación en papel de una recopilación de tiras (¡más material inédito!) de Problemas del primer mundo, de Laura Pacheco (de la que os hablé un poquito hace unos meses). El anuncio oficial fue a finales de junio, yo me enteré hace un par de semanas. Es motivo de jolgorio puesto que Laura consigue hacerme reír todas las semanas y ahora podré deleitarme con 160 páginas del tirón. A la venta el próximo 2 de octubre por 15€.


Algo que me alegró el día ayer y que sospechaba a medias (sospechas totalmente fundadas ya que el anuncio se hizo en agosto) es que las autoras de Caniculadas alargan su colaboración típicamente restringida al verano y se lanzan al papel. Y no con una editorial cualquiera no, con Astiberri. No hay información oficial sobre el contenido, ni la fecha de salida ni el precio. Solo se sabe con seguridad que es un lanzamiento de otoño...


Me dejo para el final una publicación que puede adquirirse desde hace prácticamente un año en formato físico: Hyperbole and a Half, de Allie Bros. La conocí debido a un tándem de entradas autobiográficas sobre la depresión que me dejaron anonadada. Al enterarme de esta licencia volví a su blog y leí, además, The God of Cake porque parecía su entrada más famosa. Y no hice más que confirmar que necesito esta joya en mi habitación.

No sé cómo voy a pagar todo esto.