domingo, 18 de mayo de 2014

Crónica salonera (I) - Jueves 15

Como ya sabéis, acaba de finalizar el 32 Salón Internacional del Cómic de Barcelona que ha tenido lugar en los palacios 1 y 2 de la Fira de Montjuïc por lo que me dispongo a relatar mis dilatadas crónicas diarias. Lo primero que quiero puntualizar es que Ficomic me concedió una acreditación de prensa gracias a la cual he podido visitar el salón los cuatro días de forma gratuita y sin hacer colas, muchas gracias.


El jueves fue uno de los días "cortos" porque fui al salón a mediodía, a eso de la una de la tarde. Ya que este año la isla (o pasillo más bien) de fanzines estaba justo al lado de la entrada principal me fui directa al stand del Club de Cómic de Bellas Artes de Valencia a saludar a Xulia y a Luis que ya están resignados a acogerme en su stand en todos los eventos. Como podéis ver, tenían una gran y diversa cantidad de material para todos los gustos (de la que ya tengo más de la mitad en casa).

Nagore fue rápidamente a mi encuentro y, si no recuerdo mal, nos limitamos a dar una vuelta un poco errática por el salón comentando lo vacío que estaba tanto de gente (normal en un jueves) como de stands (¿un recinto demasiado grande?). Constatamos que no había ninguna oferta interesante y empecé con las compras de rigor, es decir, cómics que quería que me firmaran a pesar de no haberlos podido leer y fanzines en abundancia. Así, a lo largo del paseo, me compré María y yo, de Miguel GallardoSextories #2 (¡hay una historieta de Viki!), siendo prudente con los gastos en una primera vuelta de reconocimiento.


Aproveché que era de los pocos días que no había apenas sesiones de firmas programadas y, a la vez, la jornada con menor afluencia de público, para hacer fotos a las exposiciones, sobre todo a la de la guerra que ocupaba prácticamente la totalidad del primer palacio de la fira.

Foto parcial chapucera (no sé hacer fotos)
También admiré este día los lienzos de los autores de Babylon que, por cierto, acabaron vendiendo en su totalidad a lo largo del salón. Un hito importante de esta primera tarde es que le enseñé mi monstruoso horario de firmas a Nagore y se ofreció voluntaria para conseguirme algunas de forma totalmente desinteresada (algo que acabó lamentando gravemente el sábado pero que yo le agradecí y le sigo agradeciendo mucho).

A eso de las cinco, Nagore tenía una cola pendiente en el stand de Astiberri para que David Rubín le firmara Beowulf (envidia) y yo me di una vuelta extra por los alrededores para ver las exposiciones de Batman y Lobezno. A todo esto llegó Miya con Sayuri (enhorabuena otra vez ^^) y fuimos a comprar Lettera #3 y a ponernos las primerísimas en la cola para la firma. Tras plagiarme vilmente de la idea de Miya, Aurora me dibujó un señor beso entre Adamas y Rune que pedí sin mucho convencimiento pensando que no me dibujarían a dos personajes en una sola firma.


A estas alturas, Nagore se fue una vez conseguida la firma de Rubín y llegaron Fran y Raúl. Fui a por mi firma de Miguel Gallardo que fue muy amable y se ofreció a contestarme cualquier duda que pueda tener sobre su experiencia personal con el autismo.


Y bueno, para entonces pasaban de las siete y el cierre del primer día de salón se aproximaba con lo que en una última vuelta me compré (por fin) dos números del fanzine Licor del mono e hice la gran compra a los chicos de Valencia/Galicia: mini-fanzines de Xulia, Luis y Núria, Desierto (de Anabel y María), Belice #1 y Compota de Manatí #1.

Compras del jueves: 44,45€
Ya veis que el jueves fue un día tranquilito pero no os relajéis que el viernes dio bastante más de sí. ¡Y ya no digamos el sábado!

4 comentarios:

  1. Tuviste suerte, al resto no pudimos dibujarle parejas porque nos hubiéramos quedado sin tiempo para los últimos de la fila (y eso que estuvimos hasta bastante pasada la hora de firmas). X_D ¡Espero que te guste el final de la historia, tengo muchas ganas de saber tu opinión!

    ResponderEliminar
  2. Muy chula la cónica; y geniales las fotos del evento para los que no fuimos, así como las dedicatorias, por supuesto (la de Lettera en concreto es preciosa).

    Tengo ganas de leer como te fueron los otros días...

    ResponderEliminar
  3. Doncs no, el recinte no era massa gran. És el mateix on es va fer l'últim Saló del Manga, i el nombre de visitants no va ser massa petit. El que passa és que hi havia molts menys estands. Jo en vaig trobar a faltar unes quantes, de botigues.

    Una llàstima.

    ResponderEliminar