lunes, 23 de junio de 2014

Últimas compras, firmas y reordenamientos primaverales

Se me tira encima San Juan y aún no he publicado la entrada de compras de mayo así que al final he decidido hacer un mix de las compras no saloneras de mayo y las que llevo en lo que va de junio (que las del salón fueron muchas y ya las enseñé en sus respectivas entradas).


Tengo que remontarme al viernes 9 de mayo para hablaros brevemente del Gutter Fest 2, al que fui con Ninona un ratito a chafardear cosas autoeditadas molonas por recomendación conjunta de Luis y Gurrupurru. La verdad es que aunque pequeño, era denso y estaba bien poblado de cosas curiosas. El año que viene volveré.


Mis compras fueron: Reincidente, un cómic de Apa Apa que compré sin mucha convicción dejándome llevar por la portada y el precio (5€) y que una vez leído no recomiendo demasiado; Clift #5, un fanzine muy muy raro que versa sobre los críptidos en una suerte de mini enciclopedia amateur; Podría ser peor, recopilatorio hilarante de Ana Galvañ; Señor Pacheco: Agente Secreto, cómic con el que me redimo por haber comprado Let's Pacheco! de segunda mano; e Y contra el viento, recopilación de tiras de Cinta Villalobos, recién descubierta artista que ya me tiene en el bote.


Unos días más tarde me llegó un paquete inesperado y aun así supe qué era nada más verlo: Vida cotidiana, un compendio de mini historias extra de El artista y la musa que editó Gurrupurru hace un tiempo y que estaba supuestamente agotado. Muchas gracias otra vez Gurru, me alegraste el día ^^


La misma semana del salón compré un par de tomos que aparecieron entre las fotos de firmas: La entrevista (por recomendación de Luis) y Todas putas (porque polémica y porque mujeres) que se vinieron a casa con un ejemplar gratuito del Manual de Supervivencia para la vida adulta de Aleix Saló.


Y ya, a finales de mes y principios del siguiente empezaron a llegarme varios paquetes: Multiple Warheads (que no llegó a tiempo para que me lo firmara Brandon Graham pero que leeré con amor), Kimi ni todoke #19 (que me da una pereza terrible leer porque se están enrollando demasiado ya) y 3x1 Renewal #2 (con su portada renovada y sus páginas extra).


El jueves 29 de mayo a pesar de haberme prometido a mí misma no comprar ningún cómic más ese mes tras el gasto descomunal del salón... me compré Sandman #7. Por un motivo de peso:


Para que Neil Gaiman en persona me deseara dulces sueños. Sé que me envidiáis. Estuve cinco horas haciendo cola para conseguir el número. Ya no me envidiáis tanto. La gente que llegó justo a la hora a la que repartían el número (ergo, gente que NO hizo NINGUNA cola) consiguió número. Igual que yo. Ahora solo os reís de mí. Pero fueron cinco horas pasadas con mi alma gemela (y el alma gemela de mi alma gemela) así que valió la pena.


Y aquí mi super edición gigante de Stardust, que me regaló Borja hace muchos años, que aún no he leído (motivo por el que me odia) y dedicada para los dos, para colocarla en la estantería más bonita de nuestra futura casa. A todo esto, Neil Gaiman es amabilísimo. Ojalá vuelva pronto. Quería explayarme sobre lo MAL que montó Roca Editorial todo el tinglado de la visita pero ha pasado tanto tiempo que ya se me ha pasado la mala leche y, al fin y al cabo, conseguí las firmas que quería.


Mi única compra (de momento) en el mes de junio es 23 fotogramas por segundo que compré de rebote después de bajar hasta Fatbottom a buscar el arròsnegre #5 (y que no tenían ni esa vez ni la siguiente que fui) y que leí del tirón volviendo a casa. Carcajadas aseguradas, pronto reseña.


Y, para acabar esta entrada tan heterogénea, os dejo con una foto de mi super pedido a Fairylogue Press que hice en mayo y que, lógicamente, ha tardado lo suyo en llegar. Por un lado, los dos primeros tomos de Namesake, un webcómic que me tiene enamorada y que también quiero reseñar (algún día). Por el otro, tres historias cortas en formato grapa: Jabberwocky, Silver Button y Knot. Las dos últimas se pueden leer gratuitamente en el tumblr de Isa.


Lo de reordenamientos es porque cuando me estreso me pongo a ordenar la habitación y tras jubilar sin haber leído aún Bola de drac, les he encontrado un lugar mejor a casi todos mis cómics europeos/americanos. Aunque al ritmo que descubro nuevos títulos, no creo que tarde mucho en tener una nueva montaña de cómics en cualquier parte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada